domingo, 22 de mayo de 2016

Cuatro semanas de viaje por europa - Semana 1

Mi mamá y hermana vendrían a Europa desde Argentina a visitarme y recorrer un poco. En un mes la idea era conocer lo más que pudieran ya que era la primera vez que venían al viejo continente, pero sin hacer esos viajes donde se visitan dos ciudades por día...

Un mes antes me puse a buscar hotoles, vuelos, trajectos, ideas etc... fue un poco frustrante porque todo cayó sobre mí, y ellas no me ayudaron mucho, pero me sirvió para ganar experiencia y conocer páginas, gente, destinos inusuales entre otras cosas.

Ellas llegaban a París a donde iríamos a buscarlas con mi marido (por ese entonces mi novio) y después aprovechamos para recorrer la ciudad. El único problema fue la lluvia ya que el día soleado de repente se tornó negro y empezó a caer un mini granizo helado que nos congeló y obligó a terminar el paseo. Pero al menos pudimos hacer unas cuantas fotos en la Torre Eiffel y ver algunos otros monumentos desde el auto. No muy tarde llegamos al hotel donde pasaríamos la noches las tres, porque al día siguiente muy tempranito salía nuetro tren TGV con destino a Stuttgart, la ciudad alemana donde vive mi amiga, ahí pasaríamos seis días en su casa.

Fue un primer día muy lindo, además de reencontrar a mi familia casi un año después. Obvio que nos pusimos al día hablando de todo y digamos que no dormimos mucho, así que fue duro despertarse a las 6 am para ir hasta Gare de l'Est... Nuestro tren salió, literalmente, un minuto después de que nosotras subimos.

Entre charlas, mini siestas, risas y un desayuno muy rico que yo había previsto se nos pasaron las cuatro horas de trayecto, acompañadas por el hermoso paisaje que cambia un poco y se vuelve muy clásico de cuento de hadas cuando pasa a la parte alemana.

En la estación mi amiga nos esperaba con flores y una gran sonrisa, hacía desde septiembre que no nos veíamos. Su casa no está en la ciudad, sino en un pueblo cercano, así que nos tomamos otro tren hasta allí y comenzó oficialmente nuestra semana en Alemania. Shopping, fotos, una escapada a Munich y una valija que perdió su rueda y al fin nos dimos cuenta que no sólo debíamos remplazarla, sino, comprar otra porque habíamos hecho tantas compras que no entraban en las otras maletas y mochilas.

Lo que me encanta de Alemania, además de pasar tiempo con mi amiga, es el paisaje, la cultura incluso el idioma que yo no entiendo nada, pero me gusta oírlo, es todo tan diferente de Francia y eso que son países hermanos. Además de que visitamos Munich, una de mis ciudades favoritas.

Datos útiles

Hotel en Paris:  Hôtel Bien-Être  (17 Boulevard Magenta, 10th arr., Paris. Téléphone: +33148030795)

Positivo: 

  • Buen precio.
  • Aspecto limpio y prolijo.
  • A cinco minutos a pie de Gare de l'est y a diez-quince de Gare du Nord.
Negativo:

  • Sin ascensor (y cuando tenés que subir o bajar tres pisos con todas las valijas no es divertido)

Transporte:

París - Alemania : TGV (tren de alta velocidad) 

A mi parecer es la manera más práctica de viajar, los precios cambian y se pueden encontrar buenas ofertas, a mí me salió por persona 45 euros la ida en segunda clase, y la vuelta 49 euros en primera clase, una vez que viaje en primera me sirvieron almuerzo pero no tuvimos esa suerte de nuevo, aunque obvio se puede subir con comida o comprarla en el vagón comedor.
La diferencia entre 1era o 2da clase, es el tamaño de los asientos y que en la primera hay para cargar los aparatos eléctricos.

Stuttgart - Munich: ICE (tren de alta velocidad) 

En la estación central de Stuttgar nos encontraron tickets de tren ida y vuelta a 42 euros por persona que salían desde el pueblo de mi amiga hasta la estación central de Munich.

Stuttgart: Es una ciudad moderna, aunque con un toque de estilo antiguo que se mezclan para crear un lindo ambiente, ameno para hacer compras, ya que encontramos muchísimas tiendas con todos los precios y variedades de estilo, tanto de ropa como de decoración, juguetes, calzado, etc. y también hay una amplia variedad de bares y restaurantes.
Lo ideal es pasar todo el día si se quiere hacer compras, sacar algunas fotos y comer comida local.

Munich: Una ciudad enorme, de la que sólo conozco una parte pero lo suficiente para enamorarme. La arquitectura, la gente, los colores, hacen de Munich un lugar imperdible para cualquiera que viaje a Alemania y quiera en una ciudad ver lo antiguo, lo moderno, lo tradicional y también lo diferente y alocado de una ciudad variopinta, siempre terminando por tomarse una cerveza con una bretzel en la tradicional cervecería "Hofbrauhaus

À bienôt


viernes, 6 de mayo de 2016

Mi casamiento... ahora somos una familia

Bueno, hacía mucho que tenía ganas de escribir esta entrada, porque me llena de felicidad compartir con mis lectores que el pasado 23 de abril me uní en matrimonio con mi pareja. Decidimos casarnos y como justo en esa fecha mi mamá y hermana estarían terminando su recorrido por Europa nos pareció perfecto para que también ellas pudieran formar parte de ese día tan importante para nosotros.

Formar nuestra familia es un tema que siempre estuvo hablado en nuestra relación y después de una hermosa cena de San Valentín, decidimos comenzar a concretarlo. Lo más complicado fue juntar todos los documentos necesarios para presentar en la mairie, es decir el lugar donde se lleva a cabo la parte civil acá en Francia. Si bien será tema de otro post.

El primer paso que dimos fue vivir juntos, porque quien habrá leído la entrada Fin de la era au pair, sabrá lo mal que lo estaba pasando con esa familia y ya no tenía sentido (más que por lo económico)de permanecer en ese lugar.

Luego de un mes reuniendo papeles y disfrutando de la convivencia con el hombre que amo, presentamos todo para pedir la fecha y nos dieron el sí. Estaba listo, a finales de abril seriamos marido y mujer.

Decidimos hacer una fiesta chiquita, entre amigos y familiares, porque a ninguno nos gusta hacer grandes eventos ya que nos parece que es una celebración para disfrutarla junto a los que nos quieren y queremos. Elegimos nuestras alianzas, yo me fui a París a comprar mi vestido y luego todo iba a depender de mi novio, porque durante el mes de abril mi mamá y hermana estarían acá de vacaciones, hacía casi un año que no las veía y yo sería un poco la guía turística y traductora, así que mucho no iba a estar en mi casa, por lo que él tendría que ultimar todo.

Volví el miércoles a la noche -uno de los momentos más lindos fue salir del aeropuerto y verlo a él, esperándonos ese miércoles, después de 10 días separados- quedaban dos días para la boda y aún debía comprar las flores, organizar la decoración para las mesas y ajustar detalles, nada que con la ayuda de mi familia, amigos y novio no se lograra. 

No me arrepiento de haber viajado con mi familia ya que esa distancia me sirvió para pensar y reflexionar sobre el gran paso que iba a dar, pero como siempre supe, él es el amor de mi vida.

El sábado a la mañana nos levantamos juntos, nos vestimos, yo no tenía nervios, estaba emocionada. Tomamos un té que yo ni terminé porque era el té o el maquillaje y debía apurarme.

Un amigo de él vino a buscarnos, y cuando llegamos a la mairie, un antiguo edificio (1601) ya nos esperaban amigos y familiares para sacarse fotos, felicitarnos y entrar, subiendo una escaleras hermosas a una sala decorada con estilo barroco propia de un cuento de hadas, donde Ariel, una mujer con mucho humor y sentimiento nos casó.


Ella nos recordó que un matrimonio es una unión llena de responsabilidades que nos debemos el uno al otro, sin olvidar nuestras metas individuales pero también creando un nuevo proyecto juntos, basado siempre en el respeto y la fidelidad.
Después nos fuimos al castillo de Chantilly donde sacamos algunas fotos y volvimos a la casa de los padres de mi novio, quienes nos recibieron con una hermosa cena.

Realmente fue uno de los días más especiales de mi vida, lleno de emociones y sentimientos... tan mágico como siempre lo soñé, porque estuve rodeada de gente que me quiere, aunque obvio, faltó mi familia completa.
Mairie de Compiègne


(izq. a der.) Hermana, yo, novio y mamá


Ariel de espaldas

El Alcalde de Compiègne


Tatiana mi mejor amiga y fotógrafa de la boda
Chateau de Chantilly

À bienôt


miércoles, 9 de marzo de 2016

Bélgica

La primera vez que vi a mi novio el volvía de festejar año nuevo en Bruselas y me dijo que algún día podíamos ir a Bélgica juntos, yo le dije que si, pero ni le creí... un poco más de un mes después estábamos de camino a dicho país.

Como mis host se iban 15 días a miami - las bahamas por su luna de miel, los abuelos venían a instalarse en la casa para cuidar a los niños y la au pair...? a ella se le dieron dos semanas libres.

Le pregunté a mi novio si podía quedarme en su casa, porque además, él tenía una semana libre también, así que armé mis valijas y el lunes me pasó a buscar. 



Los días pasan volando y más cuando te divertís, pero en esa semana fuimos hasta parís a ver un partido de football (Paris Saint Germain vs. Tulouse), salimos a bailar, a cenar, etc y el sábado al medio día partimos a Bélgica, que desde nuestra casa queda a unas dos horas y media. Primera parada:


Yo tenía muchas ganas de ver esta ciudad desde que vi la película Escondidos en Brujas, con Ralph Fiennes y Colin Farrell.
Ubicada al norte del país, casi llegando a la costa es una ciudad bellísima, pequeña y al estilo medieval con canales y puentes.
Con medio día alcanza para recorrer el casco histórico, pasear por las callesitas empedradas, ver los edificios y comer algo rico en alguno de los muchos bares y restaurantes que hay, nosotros cenamos en un resto italiano al frente de la famosa torre de la ciudad.

-Bruselas-

Llegamos de noche a la capital y dimos algunas varias vueltas en el auto hasta que encontramos el hotel. Caía una lluvia finita que fue perfecta para terminar un día en la cama viendo Intensamente de Disney, que por cierto, a ambos nos gustó mucho.
Al día siguiente paseamos un poco por la parte céntrica de la ciudad, acompañados por la lluvia que se había intensificado un poco hasta que encontramos el restaurante donde almorzamos antes de visitar la famosa fuente Manneken pis, pasar por el bar Delirium-tremens que por cierto frente a él está la estatua de una niñita que hace pis -Jeanneke Pis-, también. 

-Gantes-

Última parada en Bélgica antes de volver a casa, la verdad que hacía frío, pero nos bajamos del auto para dar una vuelta por la ciudad y charlar, pero no entramos a ningún museo ni vimos mucho, por eso volveremos porque hay una gran número de edificios históricos. 

Las tres ciudades valen la pena y tienen una arquitectura muy bonita, aunque tanto Brujas y Gantes pueden recorrerse en el mismo día y dejar todo el segundo para apreciar bien Bruselas.

À bientôt



jueves, 3 de marzo de 2016

Fin de la era au pair

Bueno, he abandonado muchísimo el blog... me asumo culpable pero no me había sentido inspirada para escribir, hasta ahora que puedo decirles que ya va una semana que dejé de ser au pair.

Quizás se pregunten ¿Cómo? Cuándo? ¿Dónde? ¿Por qué? Si es así, o si son como yo, personas curiosas, y quieren saber las respuestas los invito a continuar leyendo.

Empecé como au pair el 1ero de Junio de 2015 y la verdad los primeros meses estuvieron bien, pero cada vez más se marcaban las diferencia con mis Hosts, y  a la larga se van sumando las cosas hasta que no dan para más, primero tuvimos una charla a los dos meses (el link del post donde hablo de ello, aquí) y ahora que yo misma releo lo que escribí en ese momento, me doy cuenta que el problema siempre estuvo dando vuelta y desde ese día tendría que haber buscado otra familia.

Ellos (los padres) tienen una idea de lo que debería ser una au pair o de cómo se cuida a los niños en la que yo no encajo, mucho menos ellos... Yo he visto durante la cena como HM no se bancaba ni cinco minutos a su hijo en brazos y comenzaba a quejarse, para sacárselos de encima los ponían delante de la tv o se enojaban al minuto por cualquier cosita que hicieran los niños... pero la au pair no tiene derecho a nada, ella tiene que sonreír y bancarse todo...

Mal humor:

Entiendo, quizás estaban fatigados de tanto trabajar pero la cara de culo y tono seco que se incrementaba a lo largo de la jornada era molesto.

- Un día, mientras yo le cambiaba el pañal a uno de los gemelos, éste empezó con su capricho de no querer que lo hagan y a llorar como si lo estuvieran matando. Sube HM y me dice: ¿Por qué llora así, qué le hiciste? y yo... WTF ¿Cómo, que qué le hice? (nada, es un caprichoso que siempre hace el mismo circo) a todo esto le respondo, calmadamente: nada, sólo le cambio el pañal. Ella arremete, dejá, yo lo voy a cambiar, pero no entiendo porqué llora, seguro algo hiciste...

Básicamente cosas así... y yo con una ganas terribles de mandarla bien a la mierda.

-HD una mañana ni me saludó, y yo me quedé WTF porque le dije Bonjour y él me dio vuelta la cara, osea me hizo un gesto re feo. Después a la noche le pregunté qué pasaba, y él me dijo que le molestaba que dejará todo el día la bolsa de la basura sobre la silla que está en la sala. 
Ahora, la bolsa contiene básicamente papeles, potesitos de yogurth y cosas que durante el día los niños utilizan, y como la basura está en la cocina de la planta baja y mientras yo esté con los niños NO PUEDO BAJAR y dejarlos solos, necesito ir tirando todo para mantener ordenado. La bolsa va cambiando de lugar, pero no está sucia ni nada, porque en general eran papeles... en fin, en vez de ver eso y decirme que no le agradaba, no, él esperó como un mes y si yo no le preguntaba nunca iba a decirme, cómo carajos voy a adivinar que no le gusta si nunca me lo dice?

-HM me pidió que haga pastas para que los niños cenen esa noche, yo bajo a hacerlas y ella me ve cocinando y me dice: no se hacen así, seguro están todas pegadas (con mal tono) entonces las remueve con un tenedor, y no había ni una pasta pegada -estaban perfectas- pero HM me mira y me dice: bueno, seguro cuando las sacas no están bien hechas, así que deja, desperdiciaste un montón de pasta y los niños comerán otra cosa, andá arriba a bañarlos...

-Horas extras:

Como au pair yo trabajaba 30 hs por semana, tenía mi planilla y las contábamos, yo trabaja de hecho 32hs semanales porque así, si un fin de semana venía la abuela materna a cuidarlos, esas horas que yo no trabajaba, las podía devolver... hasta ahí todo bien, pero después esas horas a devolver se hicieron cada vez más, y cerca de diciembre ya me habían fijado que durante el martes o jueves debía ponerme a limpiar unas 3hs más... yo al principio no dije nada, porque no me molestaba ayudar, y como no salía ni tenía ninguna actividad lo hacía, hasta que un día vuelvo de la escuela con una amiga, au pair también, y HM me dice este jueves vas a limpiar de 10 a 14hs con mi suegra porque ella viene específicamente a ayudarte y supervisar, si, señoras y señores, así como leen, ella me dijo "supervisar" como limpio. 
Mi amiga al medio mirando con cara de WHAT, y yo por dentro, wait bitch, what are you saying? Yo le dije que no soy la mucama, y que ya había arreglado con un amigo para salir, porque era durante mis horas libres, y ella no me dejo, me obligó a limpiar, y de hecho la suegra nunca me supervisó, ella limpió las habitaciones y yo la sala... en fin, al pedo, podría haberlo hecho yo sola el martes, y salir el jueves.

-Como la panadería tiene mucho trabajo en la época de navidad, llegó un punto que me pedían limpiar todo, yo me sentí la mucama, directamente. Así que tuve que llamar a mi agencia, porque me sentía re mal, ya. Y la mujer de la agencia francesa intervino. Porque más que au pair era la cenicienta.

Falsa idea de lo que es una au pair:

-Los miércoles, sábados y domingos pasaba de 7h30 a 14h00s en la sala con los niños. Durante el fin de semana estaban los tres y el miércoles sólo con los gemelos. Imaginen estar encerrada en cuatro paredes todas esas horas, sin podes ir al baño si quiera, porque no podía dejarlos sin supervisión. Especialmente HD quería que me lo pasara haciendo manualidades, marionetas, pinturas, etc... recordemos, gemelos de menos de 2 años y la nena de 4. 
No es que no se pueda, pero también está el hecho de que los niños no tenían ni ganas, siempre terminaba yo las manualidades y HK mirando tele y los bebés haciendo lo suyo. Y si subían mis Host, me miraban mal.  

-HD venía y me decía que veían mucha tv, que les ponga sus cd's de música, que si ustedes cuentan la cantidad de horas que me pasaba encerrada con ellos, se imaginarán que me secaban el cerebro esas canciones. Después venía HM y me decía, no, poneles películas... a la semana HD me decía que veían muchas películas, que apague la tv, venía HM que no, que les ponga Mickey Mouse y así... osea.

-Mis host querían que le enseñe español a sus hijos, siendo que los bebés no hablan aún. Empecé a decirle palabras a HK y jugábamos en un cuadernito donde pegábamos pegatinas de colores, yo dibujaba los números, después yo escribía por ejemplo ROJO y le enseñaba a HK a copiar la escritura...y HM: no, no te corresponde a vos enseñarle a escribir, deje que eso lo aprenda en el colegio.

Y esto que leen es una ínfima parte de todo lo que pasé, entonces llegó un punto en el que ya me cansé. Directamente me sentía incómoda con ellos, prefería no cenar, para no verlos si quiera, porque no me sentía a gusto.
Incluso mis amigos y mi novio me decían que me vaya, que busque otra familia o que haga algo porque ahí, en esa casa, al último no podía ni dormir de lo mal que estaba.

Entonces un día, un sábado, bajo a mi hora habitual, preparo el desayuno para todos, y me hago mi té, pero como los bebés aún dormían y HK no estaba, los dejé dormir hasta que quisieran, y yo desayuné en la sala.
A eso de las 9h00s sube HM y me mira y dice: qué haces sentada, te has pasado más de una hroa sin trabajar... Por qué no doblaste la ropa o llevaste la que está sucia al lavadero? 

1-Tengo todo el día para hacerlo.
2- Les juro, no había nada porque todo lo había hecho la mañana anterior.
3- Se supone que la au pair es una más de la familia, si los bebés están cansados y quieren dormir, puedo desayunar y leer una revista, bah, eso creo.

Así que ella despertó a sus hijos para que yo tuviera algo que hacer.



Realmente esa fue la gota que rebalsó el vaso, esa misma tarde hice todas mis valijas, le pregunté a mi novio si podía irme a su casa, a lo que dijo que sí, y yo como quería ahorrar un poco de dinero me dije de aguantar hasta fin de febrero.

Pero ni eso, porque un jueves, dos semanas después, HM me pregunta ¿hoy podes ir a buscar a los tres nenes a sus respectivas escuelas? y yo: si, obvio. 
Nevaba y hacía mucho frío, pero yo salí a cumplir con el favor... cuando vuelvo esa noche le pregunté a mi HM si podía hacerme un favor X que necesitaba y me dijo: la verdad, no. No, porque no te conozco bien, hace meses que estás en mi casa, pero te lo pasas en tu cuarto y no sé, no.



Yo subí, llamé a la mujer de mi agencia para decirle si podía irme, si era legal, porque la situación no daba más, y ella me respondió en tono de voz seco que sí, que podía, pero que ella no iba a buscarme otra familia, porque mi actual familia siempre le llamaba para criticarme, que aparte no le gustaban las fotos que yo subía a facebook (Hello, vida privada) y que no le gustaba que las au pairs tuvieran novio, que porqué no le había contado que tenía uno... WTF 

Me sentí re estafada, re idiota, tenía ganas de mandarlos a todos bien a comer mierda.




Así que después de la cena les dije a mis host como me sentía, que ambos sabíamos que no daba para más, que yo no era la au pair que ellos querían/necesitaban y que yo no me sentía cómoda con la situación, también les conté lo de la mujer de la agencia y acordamos que trabajaría hasta el domingo a la noche, día que me pagaron mi última semana y mi novio vino a buscarme y me mude definitivamente a su casa, donde estoy más tranquila, en paz.

PD.: volví el viernes pasado a cerrar mi cuenta en el banco y como le había prometido a HK que pasaría a saludarla, lo hice levantar a mi novio temprano, para que me llevara (son 40 min. en auto) y una vez allí mi dulce HM no me dejó ver a los niños, porque "les iba a hacer mal"

Andá a comer churros.

Trabajé como au pair 7 meses y 20 días


À bienôt






Alimenta a las mascotas!